24 de abril de 2014

Una tostadora y un amor

La tostadora eléctrica es indispensable en nuestra casa, tanto es así que fue la primer cosa que compramos cuando nos fuimos a vivir juntos, resistió todos estos años de uso diario, más alguna que otra mudanza, seis mudanzas, se rompió alguna que otra vez, y siempre alguien la arregló, pero esta vez fue distinto. 

Es un  indispensable porque a la mañana nos levantamos todos juntos y tenemos que salir todos a la misma hora, por la misma puerta y en el mismo auto, así que desayunamos siempre todosjuntos, el que baja primero pone a hacer las tostadas, los licuados, el agua para el mate (*) así que la eléctrica donde no se pueden quemar es fundamental para la gente que tiene o gusta de hacer varias cosas al mismo tiempo! Mientras buscábamos impresoras, Josefina vio las tostadoras, esta en particular que tiene para hacer 4 tostadas al mismo tiempo, es una exageración de grande, pero con la frase "somos 4, es mejor hacer las 4 tostadas al mismo tiempo" me convenció (soy tan fácil a veces).

Esto fue un día a las 7 y algo de la mañana, era más de noche de lo que se ve acá, la última estrella estaba solita en el cielo. 



Acá la pueden ver, es enorme, pero ella tenía razón, es muy práctica!


Cerezos otoñando


Me engripé un poco esta semana, pero disfruté de excelente compañía.

Lo desperté para sacarle fotos, al rato ya estaba durmiendo otra vez!

(*) en cualquier momento va a empezar a saltar la térmica, estoy segura